viernes, noviembre 30, 2012



Se va el nefasto...
Termina la pesadilla...pero...

--“Hoy termina la noche del PAN, mañana comienza la noche del PRI”.
Gabriela Rodríguez.*
--“Hoy 30 de noviembre es día de fiesta: concluye el gobierno de Calderón. Mañana, primero de diciembre, es día de duelo: comienza el de Peña Nieto”.
Julio Bolvinik.*
--“Se cierra un ciclo de doce años de corrupción, frivolidad, atraso y sangre. Ya se verá si el retorno de los dinos “modernizados” significa algo más que cambio de siglas y personal, aunque los primeros indicios son escalofriantes”.
Julio Hernández.*

Música, Maestro!!!

--Espurio, te dicen dondequieeeeera.
--Espurio, te gritan al pasaaaar.
--Entraste, como entran los ladrones,
--Como entran los chiflones:
--Por la puerta de atraaás.

--Espurio, tramposo sinverguenza
--Te dicen a montones.
--Saqueados, 
--Burlados
--Y en calzones
--Te gritan por millones:
--Maldito vendepatrias,
       --Que bueno que te vas! **

Al fondo de la escena, los parroquianos de La Virtud, los pulqueros de servicio, y nuestro H.Consejo en pleno, todos de pié, profieren una estruendosa catarata de obscenidades impublicables, al tiempo que hacen enfáticos cortes de mangas y otras señas ferrocarrileras para despedir al nefasto.
......................................................................................
*Columnistas de La Jornada, 30 nov. 2012. leer aquí: http://www.jornada.unam.mx/texto/opinion.htm
**Chufletilla popular cantada (como despedida al aludido) por nuestra enchiladera La Lupe, a dúo con El Orejano.

lunes, noviembre 26, 2012

De la galería del vomitorium...
Recuerdos del porvenir.
Felipe Ángeles.

La casa, como todos los años en esta fecha, rinde homenaje a Felipe Ángeles, personaje mayor de nuestra historia y ejemplo de valor, ética y dignidad.

sábado, noviembre 24, 2012


Lluvia fecal: justicia poética.

Columnista invitado: Jaime Avilés.

Durante el desfile militar del 20 de noviembre, al pasar justamente delante del balcón presidencial, una pirámide humana formada por jinetes del cuerpo de caballería del ejército se vino abajo. Dos de los acróbatas que se encontraban en la cima de la figura sufrieron durísimos golpes al chocar contra el asfalto del Zócalo y perdieron el conocimiento.
El accidente impresionó en forma notable los rostros de Felipe Calderón, Margarita Zavala y sus dos hijos varones (la niña, en esta ocasión, no asistió o no fue captada por las cámaras de la prensa que registraron la escena). Cuando los médicos detectaron signos de gravedad en la salud de los caídos ordenaron su traslado al hospital de la Zona Militar Número uno, ubicado en las Lomas de Sotelo.
Para socorrerlos, acudieron dos enormes helicópteros de la Fuerza Aérea, pero al descender sobre la plancha de la también llamada Plaza de la Constitución, el viento de las poderosas hélices removió el excremento que habían dejado más de mil caballos y levantó una pestilencia insoportable, que obligó a los niños Calderón Zavala a oprimirse las fosas nasales con expresión de asco.
Un instante después, pequeños y medianos fragmentos de heces fecales volaron hacia el balcón presidencial y cayeron sobre Calderón, Margarita y los niños, quienes como si hubieran sido atacados por una plaga de piojos comenzaron a quitárselos de la cabeza y de la ropa e incluso de la banda tricolor que el mortífero hombrecitos de Los Pinos se colocó el primero de diciembre de 2006, iniciando una de las etapas más sangrientas y desastrosas en la historia de nuestro país.
Para quienes observan la agonía del sexenio contabilizando en términos generales el abrumador número de vidas humanas que Calderón sacrificó en el altar de su inútil guerra “contra” el narcotráfico –que fortaleció como nunca al narcotráfico-- y para quienes bien saben que el felipato, espuriato o fecalato si por algo se distinguió fue por la corrupción ilimitada que se desató desde el primer día de esta tragedia, de la que el país tardará muchos años en recuperarse (si acaso lo logra), la lluvia de estiércol fue un acto de justicia poética.
Una metáfora de incomparable belleza que ni el más ácido de los poetas satíricos, ni el más feroz caricaturista, ni el más socarrón de los escritores pudo haber imaginado con mayor precisión y exactitud.


El video que registró este paradójico y a fin de cuentas feliz incidente fue grabado por una cámara de Milenio y, por lo que se aprecia en el ángulo inferior derecho de la imagen, (sic) transmitido a las 22:05, supuestamente, del día de la fecha. No obstante, la noticia no estremeció a la opinión pública pues fue ocultada por todos los diarios (o escondida en alguna página donde nadie la vio), lo que ilustra el terrible momento histórico por el que atraviesa la gran prensa del país. (fragmento)
Artículo publicado aquí:

jueves, noviembre 22, 2012

Sorpresas del oficio...

Nunca se sabe lo que se puede encontrar dentro de una barrica. Aquí, por ejemplo hallaron a un cura en compañía femenina. La historia ha de ser buenísima, lástima que no sabemos alemán y hoy no nos acompañan nuestros parroquianos políglotas que nos pudieran traducir el texto; andan de gira artística en compañía del Máistro Mecates allá por las laderas del Peloponeso.

domingo, noviembre 18, 2012


Regalitos p'al que se va...
Eternamente agradecidos.

No se sabe a ciencia cierta si la tal Congregación del Santo Pujido es algún colectivo de beatas chocolateras de esa región del bajío mexicano o si se trata de alguno de tantos corporativos empresariales que proliferaron como hongos merced al trato fiscal "especial" por ser "del arma" yunquista durante el aciago felipato que está por concluir.
Nuestro estimable amigo el químico de Sabinas apodado El Menudo se acerca sigiloso -al estilo del embajador chino- y nos cuchichea en tono confidencial que, bajo dicha razón social se esconde el brazo ultramarino de un poderoso consorcio gallego de los muchísimos beneficiados del contratismo corrompido que ha caracterizado al espuriato.
--Pos será el sereno -exclama La Locha, guardándose su cajita donde lleva las baratijas que vende en la bolsa del saco-. Lo cierto es que esos pinches lambiscones le han atinado maravillosamente al regalito. Hay que quitarse el sombrero ante su talento para escogerlo. Porque ante todo, le será muy útil al apestado personaje cuando emprenda su camino allá a donde les platiqué -continúa La Locha cerrando un ojo-.
--Es verdad, afirma el Máistro Mecates quien esboza una sonrisa cazurra mientras enciende su Delicado sin filtro.
--La anforita es muy práctica, es de doble proósito; le servirá para llevar su dotación de sorronche a todas partes a donde vaya. Así el maldito chaparro podrá utilizar también la santa imágen para rezarle a la virgencita pidiéndole algún favor, o simplemente para rogarle, hincado de rodillas, que lo perdone por tanta chingadera y ofensa que nos hizo a todos los mexicanos.
--Sí chucha, cómo no eso último...ja-ja.ja!

martes, noviembre 13, 2012

"Revolucionario" e "institucional", ehhh?...

A la exquisita concurrencia que se ejercita en artes de solfeo mientras liba sus pulques en esta logia de recreo para musas y réprobos le asalta hoy la madre de todas las dudas:
  --Qué tal si, en vez de "revolucionario" y de "institucional" el PRI contemporáneo, defensor de los trabajadores, del pueblo, de la soberanía energética, de la equidad fiscal, del nacionalismo de a deveras...No, No, perdón, perdón...quisimos decir: qué tal si, en lugar de ser tan bonitón, derecho, transparente, democrático, encpoetado y perfumado, el PRI de los días que corren, fuera "reaccionario" y "anti-nacional"?
  --Jesús, María y José!!!
..............................
Cartón del monerohernandez.

viernes, noviembre 09, 2012

Don Beltrone y sus secuaces felices con el "triunfo". Nótese a uno de ellos,
un diputado Christian Dior, exhultante, haciendo una especie de roqueseñal,
como diciendo: les dimos duro a los proles.

Aprobada la reforma patronal del PRI-AN...
Y los trabajadores?... y el pueblo?

Ayer se consumó el segundo gran atraco a la nación en lo que va del año. La derecha más envilecida de que se tenga memoria en México, representada por el PAN de Felipe Calderón, su Yunque y sus Legionarios de Cristo, en descarada alianza con el nuevo PRI, revolucionario por supuesto, e institucional, aprobaron por descontón mayoritario en el Congreso, con la ayuda del PANAL de la bruja Gordillo y los júniors corruptísimos del PVEM una acariciada y soñada reforma patronal en contra de la clase trabajadora arrinconándola en un todavía más espeluznante estado de indefensión que en el que se halla hoy día.
En un viraje brutal hacia el siglo XVIII, el estado mexicano pasa frescamente de garante y tutelar de los derechos del ciudadano que trabaja con el sudor de su frente, a protector supremo del capital que lucra sin freno ni moral.

En una jugada clásica que los pinta otra vez (oootra veeez!) de cuerpo entero, Maderito, el pequeño chihuahueño que regentea el partido de los reaccionarios se rajó como los meros machos y le pintó un violín a los legisladores de izquierda, deshaciendo los acuerdos de alianza que hubiesen permitido aprovechar lo único positivo de la iniciativa de reforma propuesta por el presidente del empleo: la democracia sindical y la rendición de cuentas de los líderes cucarachos.
Felicitándose por la hazaña.
--Les valió gorro el hambre de los jodidos y el futuro de sus hijos- dice el licenciado Manos Prietas, tronándose los dedos.
--Dirá usted del futuro de los hijos de los jodidos- corrigió Peritos El Tololoche desde su mesa, –porque los hijos de los políticos y los de esos líderes chaqueteros de la CTM y CROC  tienen el futuro más que asegurado-
--Punta de cucarachos traidores...míren que votar en contra de sus representados, los sufridos trabajadores que los mantienen y los han enriquecido, no tiene madre, continuó diciendo, tembloroso de coraje el contrabajista de La Orquesta Tropical.
--Traidores es lo que son también esos hipócritas persignados y rajones del PAN: la volvieron a hacer; recuerden su penosa actuación cuando el Fobaproa, los aumentos de impuestos, los gasolinazos, las trapacerías del repugnante Diego Cebollas y el delincuente Fauzi Handam, la Ley de Asociaciones Publico-privadas, la farsa de Fe-Cal-Mochepina para facilitar el triunfo de Peña Nieto, etc, etc- exclamó la señora Chacharelli, asomando la cabeza desde el departamento de mujeres.
--Es verdad, señora!...usted los conoce requetebién, verdaaá?...dijo muy circunspecto El Máistro Mecates, recordando el activo pasado blanquiazul de nuestra distinguida cliente y empresaria del barrio.
–Son igual de truculentos que los priístas, pero infinitamente más ineptos, hipócritas y ladrones, miren como han dejado al país volteado de cabeza y saqueado en los últimos doce años- terció El Pelucas desde la barra, mientras vaciaba un brocal de sabroso curado de alfalfa.

--La donna e móbile, cual piuma al vento...muda d’acento...e di pensier- cantó, entonándose previamente con un lamparazo de mezcal y en alta voz El Orejano, los primeros compases de la famosa aria de Rigoletto.
--La dona inmóbile, cual pluma al viento- hicieron el coro a su manera, desentonados y ya medio pedos los profes de Saltillo.
Se encontraban como siempre que nos visitan, cuchicheando y libando pulques junto a la barrica mayor, en el rincón del salón...

Apapacho de hermano ideológico: qué ternura, el PRI-AN
en todo su esplendor.

--Y, los trabajadores?...y el pueblo?...y los llamados luchadores sociales de bigotito y lente oscuro, ‘on-tán?
--Qué no deberían andar buscando ahora a los líderes de los sindicatos para colgarlos de los guevos- preguntó casi chillando don Pancho El Menudero.
--Porqué nadie protesta, señores?...qué carahos les pasa a los mexicanos?
--Están dormidos, todos dormidos, o babeando y viendo el partido de futbol-  resonó en todo el recinto la potencia de la voz apocalíptica del poeta Froilán
...............................................................................................................
La casa recomienda la lectura del artículo del maestro Arnaldo Córdova titulado: La derecha contra los trabajadores, pinchando aquí.

martes, noviembre 06, 2012


Théo Francos, brigadista internacional.
 Por Aitor Fernández/datecuenta.org.

En vista de que ni un jodido medio español se ha dignado a escribir cuatro líneas por tu muerte, Théo, me pongo a escribirlas yo, una persona sin apenas formación de redactor periodístico, pero a la que la rabia en el corazón le sigue moviendo a hacer muchas cosas, esta vez por la impotencia de comprender  que, en realidad, a nadie le importa cuántas veces arriesgaras tu vida por defender la causa antifascista, y digo causa porque defendiste la causa, la humanidad, por encima de nacionalidades y banderas. Yo te conocí y pude abrazarte, aunque quizá al salir de la ciudad no te acordaras ya nunca más de mí, pues tu memoria estaba completamente desdibujada, lo que no me impidió ser testigo de tu grandeza.
A lo que voy. Desde que conocí tu historia, Théo (contada por primero por la ARMH y leída luego por los textos de Sofía Moro) quise conocerte, pero fue dos años después cuando tuve la oportunidad. El verano pasado viajé a Baiona, en el penúltimo viaje del proyecto “Vencidxs”, para descubrir en ti a un hombre mucho más pequeño de lo que había visto en las fotos y vídeos, mermado por la vejez y la memoria, pero aún así excepcional y humano. Un idealista de verdad, que vino a luchar a España para derrocar el fascismo, aunque el Partido Comunista te lo impidiera, con muchos más voluntarios que se llamaron las Brigadas Internacionales. “¿Cuál es la razón del fascismo, Théo?” “Es la explotación -a pesar de todo tenías momentos de lucidez), a mi padre en Valladolid le hacían trabajar toda la noche con un trozo de pan y de cebolla.” Supongo que a eso querrían que volviéramos, y supongo que por eso tú no sales en los medios hoy.
El miedo nunca se separó de ti. Pero eso no te impidió hacer grandes cosas. Me dijiste que “a veces te despertabas por la noche y llorabas como un chaval”, supongo que recordando lo que te parecería el fin del mundo, o más bien, el fin de la humanidad, cuando te enterraban hasta la cintura para torturarte, en el campo de concentración de Miranda de Ebro, dándote latigazos a pleno sol y teniéndote así días enteros. “A veces pienso cómo pude aguantar tanto. La gente, desde fuera del campo, me tiraba comida o agua, que mis compañeros me daban cuando podían.” Eso fue la represalia por haberte fugado del campo. Por las alcantarillas. Porque las Brigadas se habían ido, pero tú te quedaste para seguir luchando, incluso cuando todo estaba perdido. “Eran los mismos presos los que construíamos el campo –me contaste de forma dispersa- pero no nuestros barracones, nosotros dormíamos a la intemperie. Construíamos para los soldados, incluso les hicimos una piscina” Y mientras, seguían exterminando a tus compañeros.

Cuando te liberaron pensabas que volvías a casa a descansar. Pero al llegar viste Baiona tomada por los nazis. “Me escapé en el puente, vi a mi madre de lejos, pero no me pude despedir de ella.” Porque entonces comenzó una nueva odisea para ti, aunque en realidad era la misma: seguir combatiendo el fascismo. Te alistaste como paracaidista en el ejército inglés y en la nueva guerra te esperaban las experiencias más duras de tu vida. Tuviste que matar a un compañero gravemente herido, que no tenía el coraje suficiente para tomarse la pastilla de cianuro que llevábais. En otra misión, al saltar, tu paracaídas quedó atrapado en el ala del avión: “Lo corté con el cuchillo como pude, y llegué bien a tierra. Me descontaron el coste del paracaídas del sueldo del mes.” Pero creo que lo peor fue cuando te fusilaron. A mí me parecía increíble. Viviste un fusilamiento, y por ello llevaste alojada una bala a unos centímetros del corazón toda tu vida. Te pregunté qué pensabas en esos momentos: “No sabes lo que está pasando, si es verdad o no. A veces te herían para que sufrieras antes de morir.” Pero tú no moriste, y te salvaron al día siguiente una pareja de campesinos de la resistencia.

Pero también conociste la bondad humana, como aquellos campesinos, o los ferroviarios que te tiraban comida, o las muchachas que te escondieron en el granero:“Especialmente me quedaba impresionado por la solidaridad de las mujeres, salvé mi vida muchas veces gracias a ellas.” Mujeres idealistas y valientes. En Stalingrado te adentraste 30km en las líneas enemigas con una muchacha rusa de 19 años para volar puentes e impedir el avance nazi. La reencontraste setenta años después, ella tenía noventa y tu hijo le decía que no te apretara tan fuerte, que te iba a matar del abrazo.
Y así ha sido tu vida, Théo. Me hablaste lentamente de tu bisnieto, perdido en una amalgama de recuerdos que te costaba ordenar. “Papi, tienes que llegar a los 100″, te decía. Quizá disfrutabas de él porque no podías haberlo hecho con tu hija, a la que conociste con 20 años por todo lo que tuviste que trabajar: “Al principio nadie me daba trabajo, así que tuve que viajar y trabajar fuera, ocupando más de treinta puestos de trabajo diferentes.” Me imagino que moriste en paz, aunque algo paenado porque veías el fascismo “volviendo a levantar cabeza”. Espero no tener que vivir las terribles experiencias que tú tuviste que vivir.

Conclusión. Y después de todo ¿para qué? -como me dijo también Concha Carretero- Toda esa gente que fue asesinada, que defendió la libertad de generaciones que ni conocerían después, que ha pagado con su juventud y con su vida todos y cada uno de los derechos que ahora tenemos y que estamos dejando perder uno a uno. ¿Para qué? Para que ningún medio dedique un par de líneas a tu muerte.
Ni Rajoy, ni la selección española de fútbol, ni la prima de riesgo merecen la mitad del espacio que debieras de ocupar en los medios. Así que, habiéndolo escrito más mal que bien por lo que te pido perdón, primero por no poder dedicarte todo el tiempo que te mereces, y segundo, avergonzado, porque no es éste el medio principal donde tu muerte debiera figurar. Un general español una vez te preguntó: “¿Tú no tienes madre? Porque no es normal que una persona realice tantas misiones” “Sí, señor, la tengo, lo hago por convicción” Te contestó muy seguro de sí mismo: “Pues quédate conmigo, porque por lo menos salvarás tu vida. Cuando acabe la guerra, no te van a agradecer nada.” Y era verdad.
............................................................................
Tomado del diario La República. Enlace.
Collage digital de El Orejano.

domingo, noviembre 04, 2012


Columnista invitado...
José Agustín Ortiz Pinchetti


 Reformas estructurales: ¿cuántas faltan?, ¿de qué han servido?


La reforma laboral ha quedado atrapada temporalmente. La derecha ha tenido éxito: un amplio sector de la opinión pública se ha tragado la rueda de molino que lo que le falta a México es “hacer reformas estructurales”. Esto repetido mil veces se ha vuelto dogma. ¿De veras no se han hecho ya en México reformas neoliberales? Examinemos este pequeño catalogo:

1) Venta masiva de empresas públicas con fuerte dosis de corrupción (1985-1994); 2) reprivatización de la banca (1990). 3) entrega de la banca a inversionistas extranjeros (1995-1999); 4) reforma al artículo 27 constitucional para desmantelar los ejidos (1991-1992); 5) nuevo régimen de la minería para permitir que particulares, concretamente grandes compañías extranjeras, pudieran extraer en forma abusiva metales preciosos sin pagar derechos ni impuestos (1992); 6) privatización inconstitucional de la generación de energía eléctrica (1992).

Ahí van más: 7) aumentos del IVA de 10 a 15 por ciento y de 15 a 16 (1995-2009); 8) autorización para explotar comercialmente la educación media, superior y universitaria; 9) privatización del servicio ferroviario (1995); 10) privatización de los sistemas de ahorro para el retiro (1996); 11) Aprobación del Fobaproa que convirtió ventas privadas, muchas veces ilícitas, en deuda pública que pagarán los contribuyentes durante décadas (1998); 12) modificaciones a la ley del impuesto sobre la renta para permitir la elusión de contribuciones por las grandes corporaciones (2005); 13) privatización del manejo de las pensiones de los trabajadores al servicio del Estado (2007); 13) autorización para aumentos mensuales a las gasolinas, el diésel, el gas y la luz (2009).

¿Quiénes las han aprobado? El PRI y el PAN asociados en la construcción de una nueva política económica impropiamente llamada neoliberal. Se trata de una política conservadora tendiente a hacer cada vez más débil al Estado mexicano, a privarlo de su vocación social y fortalecer a una oligarquía rapaz.

¿Cuáles son los frutos en el campo estrictamente económico? Treinta años sin crecimiento, un mercado cada vez más restringido, concentración del ingreso fuera de toda proporción, desigualdad creciente y polarización, disminución del nivel de vida, crecimiento de la miseria y sometimiento de los políticos y de la mayoría de los partidos a los llamados poderes fácticos.

Y aún así hay quien clama por “reformas estructurales”.
............................................................................................
Publicado en La Jornada, domingo 4 nov. 2012. Cartón, de Hernández, of course.

viernes, noviembre 02, 2012


Embajador  jacobeo.

Perteneciente a la misma arma viajera pata’eperro que El Máistro Mecates, nuestro distinguido parroquiano lagunero el no menos docto e ilustre Carlos Rivera “El Calé” -salero puro y maja torería- se reportó desde la madre patria al finalizar el verano. 
Después de andarse la mitad del sureste mexicano, donde lo ubicamos paseando el rostro la última ocasión que nos llegaron sus señales de humo, de repente, pum!... lo tenemos recorriendo a patín el Camino de Santiago en el norte de España. 
Y por si fuera poco, El Calé ha comenzado su andadura maravillosa en Roncesvalles, el inicio de la ruta más larga, el llamado Camino Francés, allá donde cuentan que aún se escuchan entre la sierra los cascos del caballo de Carlomagno y al viajero se le aparecen de vez en cuando sarracenos embravecidos que le asestarán certeros tajos de cimitarra si osa desviarse unos metros del sendero entre los pinos. 
Allá va nuestro embajador jacobeo con suave paso, deteniéndose de trecho en trecho a otear los vientos y admirar la bellezad el paisaje, portando plenos poderes de “La Virtud” para lo que se ofrezca en su trajín. 
La ruta es larga pero gozosa; al contrario de lo que ocurría siglos atrás con los sufridos peregrinos, hoy es fácil perderse entre los vericuetos de su catálogo interminable de delicias mundanas. 

Prueba de ello son los testimonios gráficos de benditas escalas técnicas en bares o figones de cualquier aldea de Tierra de Campos o de Navarra, donde nuestro personaje sufre de lo lindo refrescando la garganta con tintos suntuosos de la tierra y manjares alucinantes como solo existen por aquellos andurriales.
Bien haya, maestro Calé... siga, siga usted- cayado en mano, por esos caminos en pos de aventuras deleitosas que nos habrá de contar como Roldán o el Cid o ya de perdido como Don Camilo que se pateó La Acarria y nos regaló su delicioso libro de viaje o como nuestro Marco Almazán que hizo lo mismo al término de una vagancia singular por las Castillas vendiendo hilazas y botones en un burro cuando se jubiló del servicio exterior con el grado de embajador emérito. 

Que no falten en vuestro morral ecuménico y alegre la sacrosanta bota de vino que se habrá agenciado -cual Débora Kerr- a su paso por Pamplona, y el pan y el queso fuerte del país siguiendo las pisadas de mil años de peregrinaje hasta llegar al Campus Stellae, muy cerca de donde también recalaban las naves fenicias y se surtían de bastimentos sápidos y doncellas hermosas las galeras de Julio César. 
Allí lo esperan el gran matador (de moros, no de novillos-toros como usted) Santiago el Mayor y los espíritus burbujeantes del citado Cela y del viejo Valle Inclán, amén de los frutos de las rías vecinas que, bien guisados por generosas manos gallegas y nadando en albariño, estarán a punto para agasajarle a su arribo. 
Y como le gustan las emociones fuertes, es recomendación piadosa de esta casa que, en estando ya dentro de la catedral, en el primer descuido de los clérigos a cargo del aparato, trépese usted de un salto en el sacro botafumeiro, dése vuelo en un garbeo aereo por todo el espacio la gran nave y aviénteles besos perfumados de incienso a todas las beatas, turistas y peregrinos. 
Total, que si se entera y se cabrea el Señor Arzobispo, no pasa de que le retiren el sello en el carnet de viandante y le retengan las indulgencias plenarias. Ni se preocupe por esas, que acá en La Virtud se las reponemos, con la mismísima firma, auténtica, de don Bene el Menor.
Al regreso ya sabe que acá lo esperamos con no menos deliciosos elíxires vernáculos de los campos de Mayahuel a los que -lo sabemos de sobra- jamás les hace ascos su merced.

Retablo Mayor de Calaveras de "La Virtud"
En lo sucesivo, mientras la andadura virtuosa continúe, cada Dia de Muertos presentaremos a nuestros personajes consentidos en la imágen de su retablo, del Retablo Mayor de la casa.
Contiene nombres de aquellos que guían, modelan y adornan el espíritu de este sacrosanto lugar de sesteo y amussement de sirenas, transeúntes, licenciados y pulqueros. Son seres de otros tiempos que dejaron bien grabada su impronta en el mundo o en algun rancho de por ahí.
A algunos ya casi nadie los recuerda; la luz de otros fulgura cada día con más fuerza. Son los padres sagrados de La Virtud, sus padrinos y madrinas, la parentela que mora en los cielos y en los infiernos y allá seguirá por el resto de la eternidad.
Nuestros padrinos de lujo don Omar Khayyam y don José Guadalupe Posada brindan calor y apapachan a todos por estos días. A todos les servimos su jícara de pulque virtual a discreción o si lo prefieren, les asignamos barrica personal para libaciones por inmersión.
A todos se les pone su veladora en un vaso, y en otro, un ramo de flores de zempasúchil.
A todos se les venera y agasaja con mimo casero y se les hace venir en las tertulias de luna llena, cuando afuera los coyotes aúllan por el monte y acá en el salón, ya de madrugada, bajan los duendes a hacer de las suyas y a alternar con los faunos.
Es menester dejar claro que no están todos los que son, ni son todos los que están.
...............................................................................................
San Pascual Bailón no está porque, igual que el año pasado, salió al mercado a comprar cebollas y un tenemaste para el fogón y no contestó cuando pasaron lista de presente para la foto.
El nombre de José Guadalupe Posada tampoco aparece porque se negó de plano, alegando que él era solamente el encargado de "los papelitos y las calacas de ocasión"
También tenemos en el muro, a la vista del público y junto al Retablo Mayor, la sección denominada "Purgatorium Vivarium Pasajerum" en la que -acertó usted- se colocan temporalmente algunos nombres de candidatos en espera de pasar a éste, aunque se trate de personajes vivos.
Actualmente en esta sección se encuentan inscritos el monero Rius, el fundador de Wikyleaks Julian Assange, el escritor Noam Chomsky, el gran abuelo de los indignados don Stephane Hessel y el torero tlaxcalteca Rodolfo Rordíguez "El Pana".
Spiritus oris nostri captus est in pecatis nostri.